Latest posts

Raúl Benitez Manaut Investigador del Centro de Investigaciones sobre América del Norte, de la UNAM. marzo 23, 2015 – 7:37 AM La gestión de Luis Videgaray, para evaluarla, hay que tomar muchos puntos de vista. Se le está midiendo con la misma vara que a su jefe por el tema de la casa en el Club de Golf. Ahí está con un tache. Otro tache es la opinión del que esto escribe como ciudadano de clase media que participa en la economía formal. Las reformas fiscales nos tienen aterrorizados: no devuelven los reclamos de impuestos de los años anteriores por cualquier detalle absolutamente mínimo; los recibos electrónicos son un absoluto dolor de cabeza y nos esclaviza a los contadores; eso en teoría estaría bien si hubiera equidad. Pero por otro lado, les dan perdones fiscales a grandes empresas multimillonarias. Además, los informales hacen su agosto, pues no pagan nada y disfrutan de todo. Y se queda la reflexión con la duda de siempre, es sano pagar impuestos, si no hubiera corrupción ni dispendio, pero eso está muy lejos en México. Todos los ciudadanos de la calle nos hacemos la misma reflexión, para qué pagar, si se lo van a robar. Además, a los que pagamos, si tuviéramos un país democrático, deberíamos tener derecho a saber en qué se gasta nuestro dinero, y la transparencia informativa también es un sueño tropical guajiro. Eso no quiere decir que me niego a pagar, de ninguna manera (además soy cautivo, o sea, me “jodí”), pero de que la Secretaría de Hacienda se pasa de la raya y nos tiene aterrorizados no cabe duda. A mi me deben una buena cantidad de dinero de gastos médicos del ejercicio fiscal de 2013, ya metí documentos complementarios por todos lados y el resultado es obvio, por la patria: te esperas, y la espera llega a la no devolución y a la resignación. mientras Televisa, feliz, le devuelven todo. Y asi a más de 400 empresas, y lo que no les devuelven se los perdonan, con el chascarrillo de que crean empleos.

30. marzo, 2015|Sin categoría|No comments

marzo 23, 2015 – 7:37 AM

La gestión de Luis Videgaray, para evaluarla, hay que tomar muchos puntos de vista. Se le está midiendo con la misma vara que a su jefe por el tema de la casa en el Club de Golf. Ahí está con un tache.
Otro tache es la opinión del que esto escribe como ciudadano de clase media que participa en la economía formal. Las reformas fiscales nos tienen aterrorizados: no devuelven los reclamos de impuestos de los años anteriores por cualquier detalle absolutamente mínimo; los recibos electrónicos son un absoluto dolor de cabeza y nos esclaviza a los contadores; eso en teoría estaría bien si hubiera equidad. Pero por otro lado, les dan perdones fiscales a grandes empresas multimillonarias. Además, los informales hacen su agosto, pues no pagan nada y disfrutan de todo. Y se queda la reflexión con la duda de siempre, es sano pagar impuestos, si no hubiera corrupción ni dispendio, pero eso está muy lejos en México.

Todos los ciudadanos de la calle nos hacemos la misma reflexión, para qué pagar, si se lo van a robar. Además, a los que pagamos, si tuviéramos un país democrático, deberíamos tener derecho a saber en qué se gasta nuestro dinero, y la transparencia informativa también es un sueño tropical guajiro. Eso no quiere decir que me niego a pagar, de ninguna manera (además soy cautivo, o sea, me “jodí”), pero de que la Secretaría de Hacienda se pasa de la raya y nos tiene aterrorizados no cabe duda. A mi me deben una buena cantidad de dinero de gastos médicos del ejercicio fiscal de 2013, ya metí documentos complementarios por todos lados y el resultado es obvio, por la patria: te esperas, y la espera llega a la no devolución y a la resignación. mientras Televisa, feliz, le devuelven todo. Y asi a más de 400 empresas, y lo que no les devuelven se los perdonan, con el chascarrillo de que crean empleos.

El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Di

29. marzo, 2015|Sin categoría|No comments

El presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Distrito Federal, Raúl Flores García, negó que en la delegación Cuauhtémoc se estén repartiendo despensas a cambio de credenciales de elector.

ELECCIONES 2015 Y SU CONTEXTO.

22. marzo, 2015|Sin categoría|No comments

octavio_pazELECCIONES 2015 SE DAN EN UN CONTEXTO DE INCREDULIDAD Y ABSTENCIONISMO: ANALISTA

Monterrey, NL, 21 de marzo 2015 (Círculo Digital).- Para el presidente del Círculo Ciudadano contra la Corrupción, la Impunidad y los Abusos de los Agentes del Orden, Efrén Vázquez Esquivel, las elecciones del próximo 7 de junio se darán en un contexto de mucha incredulidad, abstencionismo y desconfianza hacía los partidos pues carecen de mecanismos para elegir a los mejores candidatos.

Vázquez Esquivel indicó que la comunicación entre los partidos políticos y los ciudadanos es por el bien de la sociedad, ya que las decisiones de estos son unilaterales, pues no toman en cuenta la opinión de la gente ni la de sus propios militantes.

El también investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, señaló que para la gubernatura del estado fronterizo hasta hoy no hay una verdadera oferta política de ningún candidato a la gubernatura que sea impactante y viable.

Vázquez recalcó que con la relección en una sociedad no democrática, donde el ciudadano consciente todavía no nace, los alcaldes usarán los recursos públicos para mantenerse en el poder, porque no se fiscaliza adecuadamente el gasto, y las violaciones a la ley no se sancionan o se hace de manera discrecional.

Aclaró que en una sociedad bien informada, donde los ciudadanos sean conscientes, libres y responsables, es bueno premiar o castigar mediante el voto a los buenos o malos gobernantes; pero es distinto si estamos en una sociedad donde se manipula la voluntad popular, y se premia a personajes como el alcalde de San Blas, Hilario Ramírez “Layin”, que “robó poquito”, porque eso forma parte de la cultura mexicana, es hasta bien visto por algunos.

Efrén Vázquez, señaló que para que el país salga de la decadencia en la que se encuentra todos tiene que aportar, principalmente los partidos políticos, quienes reciben un sinfín de recursos para la formación de la ciudadanía.

“No creo que la opción sean las candidaturas independientes, pero pudieran ser un acicate, para darnos cuenta que hay que pensar más seriamente lo que hacen los partidos”, señaló Vázquez Esquivel.

Señaló que los dueños o líderes de los partidos tienen que darse cuenta que los ciudadanos los detestan, son odiosos; sin ninguna consideración gastan dinero que debería destinarse a los más pobres. (Con información de El Universal)

¿Ausencia estratégica?

22. marzo, 2015|Sin categoría|No comments

¿Ausencia estratégica?
Confidencial .
CONFIDENCIAL .
19.03.2015
ETIQUETAS
Columnas partidos políticos Carlos Romero Deschamps Opinión Ley de Transparencia Joel Ayala Confidencial ARTICULO0 Comentarios A+A-

Carlos Romero Deschamps, líder petrolero en la discusión de Transparencia. (Cuartoscuro)
A no pocos extrañó la ausencia de los líderes de los sindicatos petrolero y de los burócratas, los senadores del PRI Carlos Romero Deschamps y Joel Ayala Almeida, en la discusión de las leyes de transparencia en el Senado… Y es que el ordenamiento establece como sujetos obligados en la materia a las organizaciones sindicales del país… ¿Se habrá quedado atorado el líder petrolero en las plataformas de Tabasco?

Apertura de partidos generó fuertes resistencias
Las leyes de transparencia convierten en sujetos obligados a los partidos políticos, organismos históricamente opacos y con nula rendición de cuentas… De hecho, el senador Alejandro Encinas comentó que estas reformas le cerrarán el paso a personajes como el exalcalde de Iguala, José Luis Abarca, ya que los institutos políticos tendrán que abrir su información –en caso de que se solicite– de cómo fue el proceso de selección de sus candidatos.

Se estrena en San Lázaro con tremendo resbalón
El perredista Julio César Moreno se estrenó en la más alta tribuna de la nación con una novatada y resbalón ante el Pleno. Antes de que fuera anunciado y votado su nombramiento quiso subir a la tribuna, sentarse en la silla de la presidencia de la Cámara y hasta dar entrevistas y todo… Los asesores de la Mesa Directiva lo pararon en seco, lo invitaron a bajar y esperar el procedimiento para su asunción. ¡Está que come ansias!, bromearon los perredistas entre las curules cuando vieron el oosooo del diputado capitalino.

Se va la que investigaba a Cuauhtémoc Gutiérrez
El martes 17 en el CEN PRI los priistas enloquecieron cuando circuló la noticia de la renuncia de Italy Sotomayor a la presidencia de la Comisión de Justicia partidista, con la resolución del caso Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre en puerta. En dicho órgano y en la Secretaría Jurídica comenzaron a buscarle salidas legales al caso, de tal forma que puedan emitir una resolución apegada a derecho para deslindar al presidente del PRI-DF del tema. Porque si bien en el CEN saben de todos los “devaneos” del dirigente, padrote o tratante –dicen– eso no es.

¿Simulaciones de candidatos independientes?
El excoordinador panista de los diputados de Michoacán, Alfonso Jesús Martínez Alcázar, logró que el Tribunal Electoral federal le otorgara el registro como candidato independiente a la alcaldía de Morelia porque “renunció al PAN dentro del plazo establecido para hacerlo”. Pero el magistrado Salvador Nava, quien avaló la sentencia, no se aguantó las ganas de pedir que se revisen con cuidado los casos para evitar que cuando una persona pierda la interna en un partido, se vaya luego como candidato independiente.

Los hombres de 2015

9. septiembre, 2014|Sin categoría|No comments

Los hombres de 2015
Por Salvador García Soto I Septiembre 8, 2014 I 1:29 am
En los preámbulos de la batalla electoral de 2015, los partidos políticos no sólo preparan ya sus estrategias con base en las encuestas, prospectivas y escenarios sobre la elección parlamentaria; también analizan en este momento los perfiles, trayectorias, virtudes y debilidades de quienes formarán su ejército de candidatos a la Cámara de Diputados. Y en ese análisis la definición más importante que se debate hoy en las fuerzas políticas es quiénes serán sus futuros líderes de bancada.

Los nombres de quienes serán las próximas figuras en San Lázaro, en la 63 Legislatura federal, empiezan a barajarse en las distintas fuerzas políticas y la decisión final es motivo ya de pugnas y enfrentamientos internos entre grupos y corrientes que se disputan la codiciada coordinación parlamentaria. El papel protagónico que juegan los jefes de fracción, aunado al poder que manejan como interlocutores con el Ejecutivo federal y a la atractiva plataforma que representa esa jefatura para cualquier político, hace que la disputa por conseguirla sea una de las más intensas rumbo a los próximos comicios.

En el PRI, por ejemplo, ya se mencionan tres nombres. Uno de ellos es el del presidente del tricolor, César Camacho Quiroz, de quien se dice podría ser el elegido de Los Pinos. A su favor está la cercanía con el grupo político del presidente y la “flexibilidad” que ha mostrado para cumplir los designios del jefe del Ejecutivo. En su contra pesa esa misma condición de sumisión total hacia la Presidencia que, a decir de sus críticos, le resta personalidad, tamaño y liderazgo no sólo para conducir a los diputados, sino para negociar con los opositores.

El otro nombre que se escucha en los corrillos políticos como posible jefe del PRI en San Lázaro es el de Miguel Ángel Osorio Chong. El secretario de Gobernación, mencionan, dejaría su despacho en Bucareli en diciembre para tomar un rol más activo en las campañas priistas con miras a convertirse en el primer candidato en las listas plurinominales y ocupar la coordinación parlamentaria. Osorio, nadie duda, es el operador político de mayor confianza de Peña Nieto y al sacarlo de Gobernación y enviarlo a la Cámara de Diputados no sólo le evitaría un mayor desgaste del que ya ha tenido, sino que lo colocaría en una posición inmejorable con miras a la sucesión presidencial de 2018, a la que el hidalguense también es aspirante.

Un tercer nombre que manejan en las cúpulas del PRI es el de José Murat Casab. El ex gobernador de Oaxaca, dicen, sería una carta del presidente para equilibrar los pesos en San Lázaro y un negociador que conoce bien a los personajes que podrían ir como coordinadores por el PAN y el PRD, pues fue uno de los que armaron las primeras negociaciones del Pacto por México.

Y es que en el PAN muchos dan por hecho que quien irá a encabezar las listas pluris y después la coordinación de la bancada blanquiazul será Gustavo Madero, otro de los que negociaron el Pacto. Madero está preparando el terreno para dejar la presidencia del PAN y poner en su lugar a su joven secretario general, Ricardo Anaya. El chihuahuense se posicionaría así rumbo a su otro objetivo: la candidatura presidencial panista en 2018.

Mientras tanto, en el PRD, donde ayer hubo elección de consejeros nacionales, estatales y municipales, todo apunta a que la corriente Nueva Izquierda, una vez que confirme su supremacía y luego en la dirigencia nacional del partido con Carlos Navarrete, buscará también colocar a uno de los suyos en la coordinación de la Cámara de Diputados. Y ya perfilan al Chucho mayor, Jesús Ortega, como el futuro coordinador perredista, con lo que tres de los negociadores del desaparecido Pacto por México se trasladarían ahora a San Lázaro.

NOTAS INDISCRETAS… Uno de los cambios que se dan por hecho en diciembre es la salida de César Camacho del CEN del PRI. Y más que el destino del mexiquense, lo que inquieta a muchos priistas es quién ocupará esa posición. Y hablan de dos escenarios: uno que por estatutos se designe a la secretaria general, Ivonne Ortega, para terminar la gestión en marzo de 2015, y la otra, más interesante, que llegue Manlio Fabio Beltrones con un acuerdo para que el Consejo Político alargue su mandato hasta pasados los comicios federales de julio. O en otro escenario, que Ortega termine en marzo y Manlio llegue como nuevo presidente por tres años al CEN. ¿Será que los peñistas que tanto escozor le tienen al sonorense ya aceptaron que sería la mejor opción para dirigir al PRI?… Los dados abren semana. Doble Escalera.

ESTRICTAMENTE PERSONAL Desintegración

27. agosto, 2014|Sin categoría|No comments

ESTRICTAMENTE PERSONAL
Desintegración
La izquierda reformista que apostó con el presidente Enrique Peña Nieto por el Pacto por México, se está cayendo a pedazos. Es la corriente donde su jefe histórico, Jesús Ortega, disfruta el acceso al poder que nunca tuvo y opera con el jefe formal, Jesús Zambrano, presidente del PRD, para seguir controlando el aparato del partido y la nomenklatura. Los Chuchos siempre se han distinguido por pertenecer al apartachik que se ocupa de la construcción de la colmena burocrática, con el control de los comités seccionales, de los delegados, de los cargos en el politburó perredista, y también por olvidar también que lo que ganan elecciones son los votos no los rotulados en las oficinas.

Los Chuchos son la corriente más fuerte del PRD que, sin embargo, sin el acompañamiento de una figura que nunca sale de esa tribu, no serían nada en los procesos electorales. Son pragmáticos y se comen sus escrúpulos. Ortega siempre decía que Cuauhtémoc Cárdenas era un cacique, pero no dejó de respaldar sus candidaturas presidenciales. Con Andrés Manuel López Obrador, a quien además de cacique le endilgaba el calificativo superficial de “mesías”, caminó al lado en dos campañas presidenciales y habría seguido como lapa de quienes generan votos y les inyectan vida, pero la seducción del poder y el acceso a Peña Nieto, los llevó a sobrevalorarse en el mercado político.

Los Chuchos, con la transfusión de ambición que recibieron de Los Pinos –para quien fueron largamente funcionales-, decidieron que el tiempo donde ellos marcaran las horas en el reloj político, ya les pertenecía. Han puesto su futuro en el jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, pero no muestra alas para volar, y sigue dilapidando su capital político en la ciudad de México. La robusta figura tras quien querían caminar para mantener el poder en el partido, parece no tener mucha fortaleza.

En paralelo, la forma de interactuar con el gobierno mostró a Los Chuchos más edulcorados que de costumbre, y sufrieron en desgastes y enfrentaron contradicciones. El pasado fin de semana llegó a su fin una de ellas. Miguel Barbosa, que sorprendió a muchos y ganó respeto como coordinador del PRD en el Senado, rompió con sus viejos camaradas para caminar con una nueva tribu, el Frente de Izquierda Progresista, luego de semanas de enfrentamiento público con Zambrano por la ley de telecomunicaciones y su forma autócrata de querer tratar a los senadores. Coincidentemente, sus enemigos comenzaron a salir de las piedras.

Marcelo Ebrard, el ex jefe de gobierno del Distrito Federal, desangrado por Mancera pero no liquidado, tiene una voz política más sonora que su sucesor. No tiene los apoyos, ni los votos, pero le ayuda que sus rivales pierden crecientemente el respaldo popular. Ebrard quiere ser presidente del PRD, pero no tiene apoyos en el Consejo Político que dominan Los Chuchos, donde su siguiente dirigente en línea, Carlos Navarrete, quiere esa posición. Si la desea la tendrá. Pero eso no significa que el Chucho menor, Navarrete, será capaz de despertar la emoción de un electorado que no quiere mediocres y que, en opinión de amplios sectores de la izquierda, entregados al Presidente.

Mancera ha dejado a la ciudad de México sin una voz crítica de la izquierda, como existió desde que Cárdenas se la arrebató al PRI en 1997. Navarrete tiene como activo pertenecer a la burocracia de Los Chuchos. Entre los dos, hoy no se hace uno, ni para 2015 ni para 2018. Están enfrentados con una de las corrientes poderosas del PRD, Izquierda Democrática, que encabeza René Bejarano, que cuenta con más de 32 diputados federales, el control de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, la secretaría general del partido y las vice coordinaciones en el Senado y San Lázaro. Bejarano mantiene una relación cálida y fría con Ebrard, pero que, pragmáticos finalmente los dos, los puede llevar a formar una vez más una alianza táctica.

Pero sobretodo, tienen encima el fantasma de López Obrador y su partido Morena. Zambrano dice que no le preocupa el ex candidato presidencial. No puede hablar en serio. López Obrador, sin partido, sin campaña y sin presencia en medios, sólo es superado en preferencia del electorado por Peña Nieto, pero a diferencia del Presidente, él si podrá estar en la boleta electoral de 2018. Como individuo, López Obrador vale alrededor de 8% del electorado, mientras Morena, que aún no tiene su primera prueba electoral, cuenta con el 30% del respaldo en la ciudad de México, bastión de la izquierda mexicana.

La dialéctica entre la consistencia y la incongruencia es lo que define a los bandos de Los Chuchos y de López Obrador, que no se ha movido mientras se desintegra el poder central del PRD y en la lucha facciosa interna, comienza la diáspora. No debe tener prisa. Su meta no es 2015 sino 2018, cuando decidirá si va por tercera ocasión en busca de la Presidencia, o si apoya a un candidato que tome su programa. Los Chuchos no tienen tanto tiempo. Pueden minimizar sus problemas, soslayarlos en los medios, pero cuando su corazón se empieza a pudrir, es que están muy enfermos. La salida de Barbosa de esa corriente es el primer síntoma claro que ese proceso ya comenzó.

Medios acorralados

26. agosto, 2014|Sin categoría|No comments

Medios acorralados
Carlos Urdiales

El 20 de agosto el Consejo General del INE aprobó los lineamientos generales recomendados a noticiarios respecto a información y difusión en la cobertura de precampañas y campañas.
Lineamientos. Es un exhorto a medios de comunicación para la construcción de competencia transparente y equitativa, sin descalificación ni discordia, que permitan llevar a la ciudadanía la información necesaria para un voto razonado e informado. Los lineamientos son guías orientadoras que pretenden encauzar un comportamiento y de ninguna manera imponer una conducta, dice el INE.
Que los actores políticos sean tratados con igualdad de criterio en los espacios informativos dedicados a cubrir el proceso electoral. La equidad deberá reflejarse en la difusión equitativa de entrevistas y reportajes de las diversas opciones políticas y con la presencia equilibrada de los diversos actores en los programas noticiosos.
Los noticieros deben procurar que la cobertura de las precampañas y campañas promueva la confrontación de ideas, diagnósticos y propuestas para la formación de una postura informada de los ciudadanos sobre los contendientes, su historia y trayectoria, respetando la vida de estos últimos. Ideal.
Realidades. ¿Qué debe hacer un medio cuando es el candidato o el partido quien privilegia, y al tiempo acota, limita, ciertas coberturas? El PRI, PAN y PRD a través de sus encargados formales (y los alternos) de atender solicitudes para entrevistas, para mesas de debate y coberturas especiales, son quienes al intentar hacer una difusión eficiente del mensaje o temas que quieren posicionar sus candidatos, discriminan tal o cual espacio informativo.
¿Habrá lineamientos similares a los partidos políticos para que centralicen y administren con el mismo espíritu de equidad y equilibrio sus apetitos (naturales y legítimos) la selección de peticiones que atienden? Y más importante aún: ¿se puede?
¿Cómo se procesa la aritmética de notas y menciones en un canal de televisión o estación de radio, incluso medios impresos, para que no resulte un análisis cuantitativo y no cualitativo? La percepción pública sobre el monitoreo enunciativo y no analítico de los medios de información afecta también la imagen de éstos, que de por sí suele generalizarse por amplios sectores de la población. Y respecto al fomento del debate de las ideas y propuestas y no de la descalificación centrada en la vida de los contendientes. ¿Qué y cómo abordar la cobertura y el análisis respecto de candidatos tipo Juanito, o hijos de caciques políticos o, peor aún, de ahijados de capos criminales como el diputado prófugo Julio César Godoy Toscano?
El universo de casos es tan amplio como el catálogo de puestos en disputa. Que el árbitro electoral haga públicos estos lineamientos es encomiable, pero también debe fomentar el debate y la comprensión de esta otra cara de la moneda. No son sólo los medios, también los partidos y equipos de campaña son responsables de esta equidad ideal.

POBRES, DE GENERACIÓN EN GENERACIÓN. Por: Pascal del Rio

26. agosto, 2014|Sin categoría|No comments

Hace 20 años que la familia de Ramiro Flores Jiménez recibe apoyo de los programas de asistencia gubernamentales, pero su situación económica en muy poco ha cambiado desde entonces.
Él tenía 16 años de edad cuando su madre conoció por primera vez este tipo de ayuda. Hoy este triciclero de Villa Comaltitlán, Chiapas, tiene 36 años. Está casado y tiene cuatro hijos. La familia vive en la casa de la madre de Ramiro, la misma en la que él se crió y donde se sigue cocinando con fogón.
Entre su esposa y él apenas logran reunir unos cuatro mil 500 pesos al mes, según dijoRamiro al corresponsal Gaspar Romero. Su esposa está inscrita en el programa federal Oportunidades, y su madre en el estatal Amanecer y en el federal 65 y Más.
Es evidente que la familia Flores no podría sobrevivir sin la ayuda que recibe. De continuar así las cosas, los cuatro hijos de Ramiro quizá requieran de la asistencia gubernamental, con lo que se convertirían en la tercera generación que lo recibe.
Casos como el anterior pueden encontrarse en muchas partes del país. Los programas asistencialistas no están logrando sacar de su situación de miseria a millones de mexicanos, cuyos hijos y nietos parecen condenados a no vivir mejor que ellos.
Desde 1988, los mexicanos pobres han sido apoyados por los programas federales Solidaridad, Progresa y Oportunidades, entre otros, así como por diversos programas de asistencia estatales.
Es probable que, sin estos apoyos, millones de mexicanos no habrían podido sobrevivir. Sin embargo, es tiempo de evaluar por qué, a pesar de una inversión cuantiosa del dinero de los contribuyentes en combatir la miseria, ésta no ha disminuido significativamente en un cuarto de siglo.
De acuerdo con cálculos del gobierno federal, tan sólo en el programa Oportunidades, lanzado en marzo de 2002 para sustituir a Progresa, se ha gastado más de medio billón de pesos.
Los datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) indican que, con todo y esa inversión, la pobreza patrimonial en México apenas declinó de 46.1% a 45.5% de la población entre 2010 y 2012 (ese último año había 53.3 millones de mexicanos en esa situación), mientras que la pobreza alimentaria, la de aquellos que no perciben lo suficiente para comprar una canasta básica, pasó de 11.3% a 9.8% de la población en el mismo lapso.
Los últimos cinco presidentes de la República han hablado fuertemente contra la pobreza y se han propuesto terminar con ella. No obstante, es un hecho que los programas federales de combate a la pobreza —notoriamente, Oportunidades—, y los programas espejo de los gobiernos estatales, no están sacando adelante a los mexicanos en la miseria.
Desde los años 80, los principales programas de lucha contra la pobreza han contado con esquemas que van más allá de la dádiva —como créditos a la palabra y esquemas productivos—, pero no han logrado que las transferencias de dinero a los pobres dejen de ser el pilar de la ayuda que ofrecen.
Es evidente que en un país con tanta desigualdad como el nuestro, los subsidios a los más desfavorecidos son indispensables. Sin embargo, las autoridades encargadas de distribuir esos subsidios no han logrado que éstos tengan propósitos claros y, sobre todo, plazos de cumplimiento.
Por eso, una familia, como la Flores, de Villa Comaltitlán, ha podido recibir transferencias de dinero por parte de los programas de combate a la pobreza durante dos décadas, y sus hijos los siguen recibiendo. Los subsidios deben servir para ayudar a superar una situación de apremio temporal, pero no deberían aplicarse sin límites.
En el combate a la pobreza hace falta un salto cualitativo. Sería muy difícil retirar de golpe la ayuda a las seis millones de familias que están en Oportunidades, pero es necesario romper los incentivos perversos para mantenerse perpetuamente en el programa.
Por ejemplo, he conocido versiones de que muchos beneficiarios mienten sobre su situación conyugal para evitar que se les retire la ayuda.
Y de alguna manera se ha creado la impresión de que cualquier esfuerzo que se haga para salir adelante por cuenta propia puede ser una causal de baja del programa.
Por eso, la ayuda debería orientarse a impulsar a los beneficiarios de Oportunidades y demás programas a que salgan de la pobreza, no mantenerlos en ella. Y, por tanto, a que dejen de necesitar esa ayuda en el mediano plazo.
Hay que acabar con las visiones paternalistas y los intereses electorales que parecen condenar a los pobres a que su única oportunidad de sobrevivencia consista en recibir la dádiva de un programa asistencialista.
Apuntes al margen
*La historia nos muestra que ningún partido político en México es inmune a la corrupción. Por desgracia, ninguno de ellos ha tomado este fenómeno con la seriedad debida. Cuando menos hasta ahora.
*Ayer por la tarde se anunció en el Senado de la República la próxima presentación de una iniciativa de reforma anticorrupción impulsada por el PAN y el PRD. Personalmente celebro todo esfuerzo que se dedique a cerrar el paso al patrimonialismo.
*A reserva de revisar con cuidado esta iniciativa, diré que lo que necesitamos es un mecanismo legal que 1) incremente la transparencia y rendición de cuentas sobre el uso de recursos públicos en los tres Poderes y tres niveles de gobierno, y 2) estipule con claridad las sanciones para quien cometa actos de corrupción y quién será el encargado de ejecutarlas.

El nuevo Mexican Moment: Estrictamente Personal

30. mayo, 2014|Sin categoría|No comments

nuevo Mexican Moment
Estrictamente Personal
Raymundo Riva Palacio I 30/05/2014 ,12:01 am
inShare
El Mexican Moment sigue vigente. Ya no como una oportunidad llena de luces como hace un año, sino como una desombras y claroscuros. Los editores del semanario británico The Economist, el más influyente de su tipo en el mundo, autores intelectuales de la burbuja mágica en la que imaginaban al nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, son los primeros que cerraron ese capítulo lleno de optimismo que comenzó en noviembre de 2012 cuando titularon “Mexico’s Moment”, un artículo que escribió para ellos el presidente electo, donde prometía: “Trabajaremos para un modelo económico, político y social próspero, en el cual el pragmatismo y el respeto de los valores liberales coexistan”.

The Economist, gran trompetista de los gobiernos mexicanos liberales, fue seducido. Ese artículo de Peña Nieto en un blog en su edición electrónica fue reproducido en la edición impresa de su número especial sobre el futuro del mundo que sacan en papel cada año. Ahora The Economist, que también suele decepcionarse rápidamente de los gobiernos mexicanos liberales y se corre a los extremos, es la vanguardia global de todos aquellos decepcionados de Peña Nieto. Ahora, en un artículo publicado en su última edición, titulado “el atorón de mañana”, afirma:

“Hasta lo que va del año, el gobierno de México se parece a uno de los muchos devotos de San Judas, patrón de lascausas perdidas, que hay en el país. Se ha aferrado tenazmente a un pronóstico de crecimiento de 3.9%, aún cuando su principal mercado de exportaciones, Estados Unidos, ha estado lento y los dos pilares de la economía interna –consumo y construcción-, han estado peor”.

El crecimiento fue ajustado a 2.7% el mismo día que la publicación salió a la calle, rectificación de pronóstico que, sin embargo, no amainó la tormenta, en México sobre el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y en el mundo sobre el presidente Peña Nieto. Los temas recurrentes son el magro crecimiento y si hay o no recesión en México. Los dos tienen explicaciones técnicas y metodológicas enfrentadas, pero por encima de ellos existe asimismo una lucha abierta escondida detrás del ámbito económico, que apenas se asoma por detrás del debate que se vive, donde participan múltiples actores, algunos incluso sin conocimiento técnico para discutir objetivamente. En esos entretelones, hay elementos que pueden aportar al entendimiento de la confrontación en este nuevo Momento Mexicano que mantiene incendiada la pradera nacional, y que tienen que ver con decisiones presidenciales.

Hay que voltear al presidente Peña Nieto que suele engañar con la verdad. En aquél artículo en The Economist mencionó la coexistencia del pragmatismo y los valores liberales. Si en México no lo veían venir, en Londres menos. El pragmatismo de Peña Nieto se vio claramente cuando, ante una crisis política que podría afectar la aprobación de la reforma energética, revirtió el incremento al IVA previsto para este año y se fue con una iniciativa del PRD y una idea del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, para elevar impuestos a los contribuyentes de mayor ingreso. Todos los sectores productivos resultaron afectados por esa medida y transfirieron una parte del costo a los consumidores. Las consecuencias por las nuevas disposiciones fiscales, estancaron la economía o, de acuerdo con otra interpretación metodología, causaron una recesión.

Lo que sucedió es que la política económica, como en los viejos tiempos, se volvió a manejar desde Los Pinos con un enfoque político. Las élites, como las que refleja en sus páginas el semanario británico, se indignaron. ¿Cómo, ante elcambio de las variables exógenas, como el comportamiento de la economía de Estados Unidos, de la que es dependiente la mexicana, no hubo un cambio de dirección? Políticamente dogmática, la decisión de incrementar impuestos cuando la economía venía cayendo, fue a contrasentido económico, que exige en esas circunstancias bajar impuestos para estimular la economía. Pero el tema era político, como también lo fueron las provisiones en las leyes secundarias de la reforma energética donde los inversionistas en el mundo están teniendo dudas sobre sus proyectos de largo plazo.

A los inversionistas no les ha gustado que los órganos reguladores –que decidirán en dónde y a quién se les dan contratos para explorar y producir en aguas profundas-, quedaran en manos del gobierno. Las garantías jurídicas en la ley secundaria no les reduce el temor que les garantice que un nuevo gobierno –piensan en la lógica de López Obrador-, en el futuro los excluya de la actividad y pierdan los recursos y el tiempo invertidos, al dejar dentro de la ley la discrecionalidaddel gobierno esas decisiones.

Fueron los efectos de sus acciones políticas debajo de la máscara económica, lo que se encuentra en el trasfondo de la actual discusión sobre el crecimiento, y que tiene atrapado retóricamente el gobierno mexicano. Pero es el terreno en el cual quiso jugar y en el que lo están confrontando actualmente desde las sombras. Ha querido subordinar la economía a la política, que es una tentación que en el pasado resultó bastante dañino para el país. Es un terreno ya recorrido y por el cualdos generaciones han vivido en crisis. Rectificar esa visión y acción, es un buen consejo. Si es a tiempo, mucho mejor.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx
nuevo Mexican Moment
Estrictamente Personal
Raymundo Riva Palacio I 30/05/2014 ,12:01 am
inShare
El Mexican Moment sigue vigente. Ya no como una oportunidad llena de luces como hace un año, sino como una desombras y claroscuros. Los editores del semanario británico The Economist, el más influyente de su tipo en el mundo, autores intelectuales de la burbuja mágica en la que imaginaban al nuevo gobierno de Enrique Peña Nieto, son los primeros que cerraron ese capítulo lleno de optimismo que comenzó en noviembre de 2012 cuando titularon “Mexico’s Moment”, un artículo que escribió para ellos el presidente electo, donde prometía: “Trabajaremos para un modelo económico, político y social próspero, en el cual el pragmatismo y el respeto de los valores liberales coexistan”.

The Economist, gran trompetista de los gobiernos mexicanos liberales, fue seducido. Ese artículo de Peña Nieto en un blog en su edición electrónica fue reproducido en la edición impresa de su número especial sobre el futuro del mundo que sacan en papel cada año. Ahora The Economist, que también suele decepcionarse rápidamente de los gobiernos mexicanos liberales y se corre a los extremos, es la vanguardia global de todos aquellos decepcionados de Peña Nieto. Ahora, en un artículo publicado en su última edición, titulado “el atorón de mañana”, afirma:

“Hasta lo que va del año, el gobierno de México se parece a uno de los muchos devotos de San Judas, patrón de lascausas perdidas, que hay en el país. Se ha aferrado tenazmente a un pronóstico de crecimiento de 3.9%, aún cuando su principal mercado de exportaciones, Estados Unidos, ha estado lento y los dos pilares de la economía interna –consumo y construcción-, han estado peor”.

El crecimiento fue ajustado a 2.7% el mismo día que la publicación salió a la calle, rectificación de pronóstico que, sin embargo, no amainó la tormenta, en México sobre el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, y en el mundo sobre el presidente Peña Nieto. Los temas recurrentes son el magro crecimiento y si hay o no recesión en México. Los dos tienen explicaciones técnicas y metodológicas enfrentadas, pero por encima de ellos existe asimismo una lucha abierta escondida detrás del ámbito económico, que apenas se asoma por detrás del debate que se vive, donde participan múltiples actores, algunos incluso sin conocimiento técnico para discutir objetivamente. En esos entretelones, hay elementos que pueden aportar al entendimiento de la confrontación en este nuevo Momento Mexicano que mantiene incendiada la pradera nacional, y que tienen que ver con decisiones presidenciales.

Hay que voltear al presidente Peña Nieto que suele engañar con la verdad. En aquél artículo en The Economist mencionó la coexistencia del pragmatismo y los valores liberales. Si en México no lo veían venir, en Londres menos. El pragmatismo de Peña Nieto se vio claramente cuando, ante una crisis política que podría afectar la aprobación de la reforma energética, revirtió el incremento al IVA previsto para este año y se fue con una iniciativa del PRD y una idea del ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, para elevar impuestos a los contribuyentes de mayor ingreso. Todos los sectores productivos resultaron afectados por esa medida y transfirieron una parte del costo a los consumidores. Las consecuencias por las nuevas disposiciones fiscales, estancaron la economía o, de acuerdo con otra interpretación metodología, causaron una recesión.

Lo que sucedió es que la política económica, como en los viejos tiempos, se volvió a manejar desde Los Pinos con un enfoque político. Las élites, como las que refleja en sus páginas el semanario británico, se indignaron. ¿Cómo, ante elcambio de las variables exógenas, como el comportamiento de la economía de Estados Unidos, de la que es dependiente la mexicana, no hubo un cambio de dirección? Políticamente dogmática, la decisión de incrementar impuestos cuando la economía venía cayendo, fue a contrasentido económico, que exige en esas circunstancias bajar impuestos para estimular la economía. Pero el tema era político, como también lo fueron las provisiones en las leyes secundarias de la reforma energética donde los inversionistas en el mundo están teniendo dudas sobre sus proyectos de largo plazo.

A los inversionistas no les ha gustado que los órganos reguladores –que decidirán en dónde y a quién se les dan contratos para explorar y producir en aguas profundas-, quedaran en manos del gobierno. Las garantías jurídicas en la ley secundaria no les reduce el temor que les garantice que un nuevo gobierno –piensan en la lógica de López Obrador-, en el futuro los excluya de la actividad y pierdan los recursos y el tiempo invertidos, al dejar dentro de la ley la discrecionalidaddel gobierno esas decisiones.

Fueron los efectos de sus acciones políticas debajo de la máscara económica, lo que se encuentra en el trasfondo de la actual discusión sobre el crecimiento, y que tiene atrapado retóricamente el gobierno mexicano. Pero es el terreno en el cual quiso jugar y en el que lo están confrontando actualmente desde las sombras. Ha querido subordinar la economía a la política, que es una tentación que en el pasado resultó bastante dañino para el país. Es un terreno ya recorrido y por el cualdos generaciones han vivido en crisis. Rectificar esa visión y acción, es un buen consejo. Si es a tiempo, mucho mejor.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx

Destellos en la oscuridad

16. marzo, 2014|Sin categoría|No comments

Destellos en la oscuridad
Renato Sales H.

Mi padre, Renato Sales Gasque, murió en Campeche hace ya diecisiete años. Lo extraño siempre. Cuán cierta es esa frase que dice que la orfandad no es transitoria. Entre sus muchos libros, que dan cuenta de la profundidad y diversidad de los que fueron sus intereses, encuentro, en estos días de guardar, uno pequeño. Nunca lo había visto. Su título: Por la fe a la justicia, de Carlos G. Valles.
En estos tiempos de violencia y muerte en que todo desespera leo un capítulo, “Destellos en la oscuridad”: “Había estado lloviendo toda la noche, y por la mañana las calles eran ríos de barro. Yo tenía que cruzar la calle por algún sitio para ir a la acera de enfrente, y estaba viendo cómo me las podía arreglar para cruzar a pie aquel pantano. Había parado de llover, pero el barro era hondo y traidor, y aventurarse en él era arriesgarse al accidente. Examiné el terreno y entonces vi, con gran alivio mío, toda una línea de ladrillos cuidadosamente colocados de lado a lado, a distancia precisa uno de otro, lo bastante para guiar y aguantar cada paso y permitirle al caminante llegar a salvo a la otra orilla…. fui pisando los ladrillos uno a uno. Llegué sin problemas. Y al llegar y mirar hacia atrás y ver la serie de ladrillos en la calle embarrada pensé una vez más en una idea favorita mía del reino del espíritu, un concepto clave para explicarme a mí mismo y a otros cómo actúa la fe en el mundo del sufrimiento, un ejemplo mínimo de una gran realidad espiritual, la fe, firme y concentrada (grano de mostaza) en medio de un mundo hostil, actúa con brevedad limitada pero intensa y aguda, para indicar el camino sin resolver el misterio: como destellos en la oscuridad, como indicios en la ignorancia, como pistas en la búsqueda, como ladrillos en el barro. Es el concepto de ”.
Siempre me ha impresionado la figura de Jesús en tanto líder histórico, quizás porque su vida misma y lo que hizo son, precisamente, signos.
Jesús fue un líder atípico. No buscó, nunca, el poder convencional. Al contrario, se alejó y dijo: “mi reino no es de esta tierra”, y se rodeó de menesterosos, de pescadores.
Afirmar que los miserables merecían consideración y respeto fue de por sí una extraña declaración. Llamó a los pobres “la luz del mundo”, la “sal de la tierra”, y dijo que le sería “más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el reino de los cielos”.
Sabía que no contaba con los recursos ni económicos ni militares para enfrentarse al poder de Roma y desarrolló, inventó propiamente, la práctica de la resistencia civil pacífica que después usarían, con éxito, Gandhi y Luther King, entre otros. Gandhi llegó a comentar que su misión existencial se le hizo clara, por primera vez, luego de leer el sermón de la montaña.
Supo Jesús que los ciclos de venganza se detienen si no se enfrenta violencia con violencia. Se opuso, pues, a la ley del Talión: “Habéis oído que fue dicho: ojo por ojo y diente por diente, pero yo os digo: No resistáis al mal, y si alguno te abofetea en la mejilla derecha, dale también la otra; y al que quiera litigar contigo para quitarte la túnica déjale también el manto y si alguno te requisara para una milla, vete con él dos”.
Contra la costumbre expulsó a los mercaderes del templo, quebrantó la ley del sábado, habló con la samaritana, perdonó a la adúltera. “He venido al mundo a traer una crisis”, dijo. Y fue traicionado, vendido y torturado.
A más de dos mil años de su muerte. Las palabras del Cristo, que partieron en dos la historia, impulsan la acción. Dice Carlos G. Valles: “La conducta honrada de una sola persona entre mil que ya no lo son es una manera práctica y efectiva de decir que la honradez sigue siendo posible. Eso es lo que es el que da esperanza mientras dura la lucha. El canto de un pájaro en el desierto. Un rayo de luz en la obscuridad”.
rensal63@hotmail.com

Categorías
Calendario
marzo 2015
L M X J V S D
« sep    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Galeria
Foto del día
DSC_0455.JPG